El diputado UDI, Ignacio Urrutia, criticó los dichos de su par independiente Gabriel Boric al diario El País de España, quien a su juicio “habla de corrupción, clientelismo y otros conceptos o más bien insultos al resto de los parlamentarios en instancia que él debería explicar muy bien su Caval magallánico antes de pontificar, con recetas de conductas, al mundo político”.

“Hay que tener una cara bastante rígida para venir a dar clases de ética cuando el tejado de vidrio que tiene este diputado es bastante grande; este es un nuevo Caval de la familia de Boric, lo que debe ser bastante vergonzoso para quien se quiere arrogar una superioridad moral sobre sus pares”, enfatizó.

El legislador gremialista, si bien no discute que “la política y los políticos, en ocasiones, no hemos dado en el ancho y estamos legislando para hacer mejor las cosas; pero no le permito a Boric que se haga el desentendido y critique a la Corporación, cuando él también gana 8 millones mensuales, toma vacaciones en febrero, se va a protestar cuando estamos legislando, y su familia – eventualmente – realiza negocios de especulación inmobiliaria, que son objetados por la Contraloría General de la República”.

“A lo mejor, con este discurso populista de desprestigio a sus pares y tratando de presentarse como un ser superior, pretende esconder su propia falta de compromiso con su trabajo, al tener una asistencia inferior al 90% y con 25 ausencias. A lo mejor esta falta de concurrencia a su labor parlamentaria, se debe a que tiene que atender su oficina de corredor de propiedad en su distrito haciendo negocios con el Estado para la compra de sus propiedades”, indicó.

Urrutia dijo finalmente que “el diputado no es mejor ni peor que el resto de los colegas; en lo que si lo encuentro mejor es en su ego, su humildad y su cercanía con seres superiores y que tiene una muy buena oficina de corretaje de propiedades, conocida en todo el sur, y ahora en todo Chile como Caval  - Boric”.

PUB/CM