Dos sociedades de la familia Said, inversiones Caburga y Newport, fueron investigadas en el marco de la indagación por financiamiento irregular en la política, hecho que sacó a luz el nombre de diversas autoridades que recibieron pagos entre 2009 y 2014.

Según informa Ciper, la primera de las firmas rectificó más de $663 millones ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) durante el mencionado período de tiempo, mientras que la segunda lo hizo por un monto de $95 millones pagados en 2010 y 2011.

Entre los mencionados en las rectificaciones, figura el lobbista y ex ministro Enrique Correa; el otrora diputado UDI y actual ministro del Tribunal Constitucional (TC) Cristián Letelier; y sociedades del ex presidente Sebastián Piñera y del actual senador DC Ignacio Walker.

El medio recordó que "el Grupo Said apareció en el mapa de los fiscales que investigaban el financiamiento ilegal de la política el 17 de abril de este año. Ese día declaró ante el Ministerio Público la contadora Clara Bensan, una histórica militante de la DC. La también controladora de la empresa Asesores en Gestión Integral (Agesin), aseguró que en 2009 el recaudador de la entonces Concertación, Giorgio Martelli, le solicitó emitir facturas falsas a SQM y a Inversiones Caburga, como una forma de allegar recursos a la campaña presidencial de Eduardo Frei Ruiz Tagle".

Tras esto, se siguió indagando, tras lo cual "según ha podido acreditar la investigación de la Fiscalía, durante el año electoral 2009, $140 millones fueron a parar a manos de personas o sociedades ligadas a los entonces candidatos presidenciales Eduardo Frei y Sebastián Piñera".

En los pagos rectificados en tanto por la familia Said, "la empresa informó al SII que los $5,5 millones que giró a la sociedad Cristián Letelier y Compañía Limitada en 2009, no tienen respaldo, por lo que se trataría de un pago irregular".

En tanto, "en la rectificación que presentó a Impuestos Internos incluyó un pago, a través de una boleta,  a Enrique Correa por $15 millones en 2013".

Por último, aparecen también vínculos directos o indirectos a parlamentarios. Entre ellos, figuran $5 millones a Chahuán Abogados Asociados Limitada, sociedad del senador RN Francisco Chahuán; el mismo monto a Asesorías San Martín Limitada del senador DC Andrés Zaldívar.

Mientras que para las elecciones de 2009 aparecen "pagos vinculados a diputados que fueron rectificados por Inversiones Caburga: $5,5 millones a Fuad Chahín (DC), $1,1 millón a Gonzalo Fuenzalida (RN) y $3 millones a Alejandro Fernández Jullian, quien fuera jefe de campaña del diputado José Manuel Edwards (RN) en 2009, y quien luego se convirtiera en su jefe de gabinete".

PUB/CM