Nota relacionada: La carta que dejó Odlanier Mena antes de suicidarse

[FOTOS] "Piñera traidor" y "Teillier asesino": Las consignas en el adiós de Odlanier Mena

María Soledad Mena, hija del fallecido general (R) Odlanier Mena, aceptó hablar con Teletrece donde detalló cómo fueron las últimas horas de su padre con la familia antes de suicidarse el sábado pasado en horas de la mañana. La mujer fue la última persona en ver al ex militar con vida.

"Tomé desayuno con él, leímos el diario y justo El Mercurio había publicado una carta que él había enviado. Estuve todo el rato con él", relata.

"Mi papá no tenía armas, tenía una pistola suya de siempre" señaló, en alusión al fusil con el que se quitó la vida.

El ex jefe de la CNI gozaba del beneficio de salida de fin de semana. En sus últimos días en la casa "compartió con mis hijos y mis sobrinos. Practicamente fue una despedida adelantada".

Respecto a la decisión del Presidente Piñera respecto al traslado de los internos, la hija de Mena enfatizó que "lo afectó directamente (el traslado) porque ya era una ofensa en grado superlativo, ya estaba en un penal por una cosa terriblemente injusta, e irse a una cárcel de esa categoría ya era el colmo de la humillación para mi papá".

En la misma línea agregó que "mi papá fue un hombre que luchó toda su vida por los DDHH, cuando fue director de la CNI no tuvo nunca un caso de DDHH, al final hubo un caso vinculado con la Caravana de la Muerte, donde no tuvo nada que ver. Fue un hecho muy desafortunado aquel juicio".

Añadió que "lo peor fue haber quedado en la misma cárcel donde habían personas antagónicas a él, todos los que estaban en el penal Cordillera, salvo un par de excepciones, eran prácticamente los enemigos de mi papá tanto en su ideología como en su forma de actuar".

Sobre las causas que tuvo Piñera para dar la orden del traslado, María Soledad Mena dijo estar de acuerdo con lo estipulado por su padre en una de sus cartas póstumas: "Totalmente de acuerdo con la carta. Fue una maniobra e interés electoral futuro".

Otro de los temas tocados fue la entrevista dada por Manuel Contreras horas antes de una nueva conmemoración del Golpe de Estado de 1973. En relación a ello la mujer señaló que "todo el mundo sabía lo que diría Manuel Contreras. Sabían desde ya las respuestas que iba a dar. Fue una pequeña trampa".

Finalmente dijo que como familia "no esperábamos nada" por parte del Ejército, y que las otras misivas de Odlanier Mena están en poder de sus cercanos.