El ex candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, disparó de vuelta contra el timonel de la DC, Jorge Pizarro, quien lo cuestionó por el uso durante su campaña de un avión de la empresa constructora brasileña OAS, investigada por posible corrupción en Brasil en el marco del caso de corrupción conocido como Lava -Jato. 

Através de su cuenta de Twitter, ME-O afirmó que sus gastos de campaña "fueron rendidos y aceptados por Servel" en 2013.

"Pizarro se pegó en la cabeza en Mundial de Rugby”, añadió.

Al mismo tiempo, el ex candidato atribuyó los dichos del parlamentario falangista a un intento de sacarlo de la carrera presidencial.

“Me quieren descalificar por secretaría porque no se atraven a competir en primarias/ elecciones 2017”, declaró el ex abanderado del PRO.

Pizarro había afirmado antes que la credibilidad de Enríquez-Ominami se encontraba "sumamente afectada", al citar el empleo de la aeronave de la empresa brasileña.

PUB/NL