El ministro secretario general de Gobierno, Marcelo Díaz, respaldó el Acuerdo de Asociación Transpacífico o Trans-Pacific Partnership (TPP), firmado por nuestro país esta semana, pero reconoció que entre 2005 y 2009, su época como diputado del PS, albergó también “aprensiones” frente a éste. 

Respecto del recelo que el acuerdo le provocaba en su época de parlamentario, el secretario de Estado detalló que “yo tenía aprensiones sobre los temas que incluso hoy día también circulan. Las expresé, invitamos varias veces al canciller de entonces, Alfredo Moreno, a la comisión, algunas de las cosas quedaron claras, en algunas teníamos dudas”. 

Requerido para que aclarara cuáles eran los temas que le causaban dudas, el vocero explicó que “estaban en las mismas cuestiones que hoy día se discuten, en términos de propiedad intelectual, en fin. Pero no es mi opinión la que debo entregar hoy sino que la del Gobierno, y esas mismas aprensiones que hoy algunos manifiestan han sido acogidas por el Ejecutivo en la negociación”. 

Por otra parte, el ministro Díaz subrayó que consideraba que, durante la negociación del TPP “los intereses de Chile han sido debidamente resguardados”. 

El Trans-Pacific Partnership (TPP) es un tratado de libre comercio firmado entre doce países de la cuenca del Pacífico, convenio que apunta principalmente a rebajar o eliminar aranceles a la importación y exportación de productos y servicios entre los 12 países firmantes. 

El acuerdo comprende también protocolos referentes a materias como derecho del trabajo, derecho ambiental y propiedad intelectual. Actualmente los países que lo suscribieron son, además de Chile, Australia, Brunéi, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, y Vietnam. 

PUB/JLM