Fue en la reunión del comité político con los presidentes de la Nueva Mayoría cuando se habló la materia: el caso Caval. Ad portas de cumplirse un año desde que estalló el caso que implica directamente a la Presidenta Bachelet a través de su nuera, Natalia Compagnon, este lunes los representantes del oficialismo pidieron al Gobierno fijar una postura para enfrentar eventuales nuevos antecedentes de esta investigación. 

Según informa La Tercera, la primera en lanzar el tema sobre la mesa fue la presidenta del Partido Socialista (PS), Isabel Allende, quien pidió que se fije una postura oficial de parte del Gobierno con la cual salir a defenderse ante la aparición de nuevas noticias relacionadas con este caso y que permite a la oposición golpear a la Nueva Mayoría. 

Pero no habría sido la única, sino que el presidente del Partido Radical (PR), Ernesto Velasco, habría respaldado la petición de Allende recordando que en febrero se cumplirá un año desde que estalló el caso y que terminó con Sebastián Dávalos renunciando a su puesto como director sociocultural.

La principal preocupación que existe en el oficialismo es que el caso siga empañando la labor del Gobierno. De hecho, en las últimas declaraciones entregadas por Natalia Compagnon se mencionó el nombre de Ana Lya Uriarte, jefa de Gabinete de Bachelet, mientras que en otras ocasiones también se ha nombrado a Cristián Riquelme, actual administrador del Palacio de La Moneda. 

Ene se sentido, el ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, habría dicho que se encuentran analizando la postura y que por el momento, la postura es transmitir que la Justicia debe hacer su trabajo. 

Cabe señalar que durante la jornada de este lunes, tanto el vocero como la Nueva Mayoría salieron a defender el trabajo de Ana Lya Uriate, calificando incluso las críticas hacia la jefa de Gabinete de Bachelet como una “operación” que busca criticar la labor del Gobierno. 

PUB/JLM