El documental que retratará los logros que ha conseguido Michelle Bachelet durante su segundo mandato y que tendrá un gasto aproximado de $40 millones provocó la molestia de la oposición que enviará dos oficios a Contraloría General de la República con el objetivo de impugnar esa cinta. 

Así al menos lo informa La Tercera, medio que asegura que tanto la UDI como RN realizarán diligencias por separado en el organismo contralor. 

Para la UDI, el principal problema de llevar adelante este proyecto está en que se usará dinero estatal para financiarlo y así lo hizo ver el diputado Felipe Ward.

“Esto contraviene un dictamen de la Contraloría a propósito de la propaganda que se hizo con platas fiscales para promover el plan Auge cuando aún no era política pública”, dijo el parlamentario.

Sin embargo, también le genera molestia que el proyecto, a cargo de la cineasta Tatiana Gaviola, haya sido autorizado por el administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, quien a su vez se ha visto involucrado en los casos Caval y SQM.  

“Aquí se entiende porqué sigue en su cargo. Están a punto de echarlo y le hace una película a la jefa”, agregó Ward. 

Por otra parte, desde RN aseguran que, además del gasto, lo que les genera duda es que el proyecto se haya asignado sin licitación. 

“Le pediremos a la Contraloría que se pronuncie y audite este gasto. Los supuestos para asignarlo sin licitación son insuficientes e ilegales”, dijo Nicolás Monckeberg, diputado de RN.

Cautela en la Nueva Mayoría

Por otra parte, desde la Nueva Mayoría, son más cautos a la hora de referirse a la materia e, incluso, algunos no dudan en mostrar reparos respecto a este documental. 

“Es razonable que todo gobierno quiera dejar su legado, aunque siempre es bueno esperar al término de su mandato”, afirmó Osvaldo Andrade, diputado del PS. 

“En el escenario actual, cualquier uso de recursos públicos para actividades de esta naturaleza genera reproches”, agregó el parlamentario. 

Por su parte, Alejandro Navarro, del MAS, aseguró que este documental es una “mala idea” pues “va a tener complejidades”.

Desde la DC, en tanto, el diputado Matías Walker indicó que algo similar ocurrió durante la gestión de Sebastián Piñera pues “un connotado director audiovisual lo acompañaba permanentemente” y que “nunca cuestionamos siendo oposición”.

Cabe mencionar que, sobre esa materia, en 2013 la administración de Piñera inició una licitación para escribir libros que recogieran los principales hitos de ese Gobierno. Sin embargo Contraloría objetó gastos por n tener respaldo contable. 

PUB/JLM