El senador y presidente del Senado, Patricio Walker, en entrevista con El Mercurio, conversó sobre el supuesto “frenesí legislativo” del Gobierno, la relación de la Democracia Cristiana con el Partido Comunista al interior de la Nueva Mayoría y la nominación de candidatos presidenciales al interior de su coalición.

Respecto de las acusaciones de la oposición referentes al “abuso de urgencias” en la tramitación de la agenda legislativa del Ejecutivo, Walker sostuvo que “todos los gobiernos abusan de las urgencias, incluido este. En un régimen presidencial, es el Presidente quien determina las urgencias de los proyectos”.

Sin embargo, el presidente de la Cámara Alta defendió la posición de los parlamentarios al argumentar que los senadores “hicimos respetar nuestros fueros en el Senado en todo minuto, porque no queríamos aprobar leyes que después tengamos que corregir. Por eso pedimos que los proyectos de anticolusión y delincuencia quedaran para marzo”.

Además, Walker justificó la urgencia del oficialismo durante el mes de enero explicando que “el Gobierno decidió priorizar la reforma a la reforma tributaria, para establecer reglas claras a los empresarios; Ley de Partidos y fortalecimiento de la democracia, para que en las próximas elecciones pueda regir un nuevo sistema de financiamiento de las campañas; y Carrera Docente, para evitar las paralizaciones que los profesores anunciaban para marzo”.

En lo referente a la relación de la Democracia Cristiana con el Partido Comunista, al interior de la Nueva Mayoría, el legislador DC destacó que “es bien complicado estar permanentemente siendo hostigados, principalmente por diputados del PC, diciendo que los gobiernos de la Concertación fueron lo peor de lo peor. Nos sentimos parte de este gobierno, pero sin renegar del pasado”.

Consultado acerca de si visualizaba una coalición sin el PC, el congresista DC afirmó que “absolutamente. No soy partidario de estar en la misma coalición con el PC”, agregando que “podemos llegar a acuerdos políticos programáticos con el PC, pero no hemos creado una coalición. La diferencia es que una coalición comparte principios y tiene una perspectiva de largo plazo común. Pero nosotros con el PC tenemos diferencias de fondo”.

En ese sentido añadió que “me cuesta entender que un partido víctima de una violación brutal a los derechos humanos en la dictadura de Pinochet hoy no condene la dictadura en Cuba o las violaciones a los derechos humanos en Venezuela”.

Finalmente, en relación con la nominación de candidatos presidenciales al interior de su coalición, el presidente del Senado opinó que “no es tiempo de candidaturas. Hay que poner los bueyes delante de la carreta", y enfatizó luego "primero hay que definir en qué esquema vamos a gobernar y si tendremos declaración de principios entre quienes serían parte de una próxima coalición de centroizquierda”.

PUB/CRR