En la Región de la Araucanía. Ahí es donde este martes la Presidenta Bachelet iniciará sus vacaciones, tras un complejo año político a causa de los casos Caval y SQM que impactaron fuertemente en sus círculos familiar y político. Por lo mismo, ya está todo dispuesto en su casa, ubicada en el lago Caburgua, aunque este año se enfatizó en la conectividad disponible en su lugar de descanso.

De esta manera, este 2016 el domicilio estará equipado con internet, lo que permitirá a la mandataria mantenerse comunicada con Santiago y enterarse de aspectos como los avances en casos de alto impacto. Cabe recordar que el año pasado detonó el caso Caval justo cuando ella se encontraba en el sur. 

La residencia de veraneo en la que permanece Bachelet está ubicada en un sector de difícil acceso del litoral del Caburgua, donde sólo se puede llegar a bordo de una lancha. Asimismo, las comunicaciones, como la señal de telefonía móvil, sufren permanentes dificultades a causa del entorno boscoso y lo alejadas que se encuentran las antenas. Es por eso que en esta oportunidad su equipo se aseguró que cuente con acceso seguro a internet, para agilizar el contacto con sus cercanos. 

Así lo aseguró el ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, quien afirmó que la Mandataria sí mantendrá contactos permanentes durante su descanso con el comité político. 

La Jefa de Estado tiene previsto tomar 20 días de vacaciones, por lo que su regreso se espera para el 22 de febrero, a una semana de que comience un año político que se prevé agitado, especialmente por la realización de las elecciones municipales de octubre. 

PUB/JLM