El presidente de la Cámara de Diputados, el PPD Marco Antonio Núñez, reconoció la existencia de préstamos al interior del Congreso, asegurando que hace un año y medio que estos ya no se otorgan.

Esto luego que una auditoría externa realizada por la consultora Ossandón & Ossandón revelara la existencia de una serie de créditos entregados a 28 cuotas y sin intereses ni reajustes.

Estos préstamos, según lo informado por El Mercurio, fueron dados a seis diputados, sumando un total de $104 millones. Los parlamentarios, no individualizados son dos DC, un PPD, un RN, un UDI y un PS y todos hechos habrían recibido condiciones preferenciales respecto a los créditos.

Ante esto, Núñez indicó a T13 Radio que "esto una revelación del esfuerzo que se ha hecho internamente por auditar la administración de los recursos de la Cámara de Diputados. Hace más de un año y medio que esto no ocurre y se han tomado las medidas para que no vuelva a ocurrir, porque el Congreso no es para hacer préstamos a sus funcionarios".

"Se han retornado esos recursos de adelantos durante el período que ha ocurrido en el último año y medio. Durante el año pasado entre el 85% y 90% se reintegraron a la caja de la Cámara de Diputados", agregó.

De igual manera, aseguró que "me parece bien que esto se conozca, forma parte de un problema de hace un año y medio atrás que no ha vuelto a ocurrir. Es una auditoría externa que vamos a mantener para el buen funcionamiento administrativo de la Cámara de Diputados".

Por último, el legislador no quiso dar a conocer las identidades de sus pares que solicitaron los préstamos.

"En los casos donde hay un tema confidencial o personal, como la enfermedad grave de un hijo por ejemplo o algo relacionado con un tema similar, creo que no corresponde, porque no hay irregularidad. Tuvo una emergencia, acudió a esta posibilidad y ha apagado su adelanto. Exponer a la familia no es correcto", concluyó.

PUB/CM