Los diputados de Renovación Nacional (RN), José Manuel Edwards y Gonzalo Fuenzalida, emplazaron hoy al ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami a que aclare el uso del jet privado, el que habría sido financiado por una empresa brasilera investigada por corrupción, durante su campaña presidencial.

Asimismo, advirtieron que los pagos por ocupar un jet bordean el millón de dólares, muy lejos de los 6 millones de pesos que justificó Marco Enríquez-Ominami ante el Servel por ítem de traslados y, aseguraron, que el líder del PRO está cavando su propia tumba.

"Marco Enríquez-Ominami no nos deja de sorprender con sus vínculos con los poderosos de todas partes y las empresas que están siendo cuestionadas, no solamente en Chile, sino que también en Brasil”, señaló el diputado José Manuel Edwards.

El parlamentario además dijo que “Marco Enríquez-Ominami recibía financiamiento, al parecer ilegal, no solamente en Chile de la empresa del yerno de Pinochet (…) sino que también está importando los casos de corrupción de Brasil”.

Ante dicho escenario, Edwards preguntó “¿quién paga la vida de Marco Enríquez-Ominami todos los días? todos los viajes al extranjero ¿quién los paga? ¿en que está trabajando el señor Enríquez-Ominami para poder viajar durante meses y meses por todo el mundo? ¿cómo se está financiando?".

El legislador RN apuntó también al círculo cercano a ME-O, "quiero hacer un llamado a los colaboradores a que entreguen la información, porque no puede ser este nivel de oscuridad en su campaña, 6 millones de pesos rendidos en traslado y, solamente en esto probablemente alrededor de 1 millón de dólares gastados, ¿dónde está la transparencia que él dice tener y con la cual dice actuar?”.

Para Edwards, “este tipo de situaciones son francamente inaceptables y especialmente para una persona que se arropaba con el ropaje del cambio, pero representaba las peores prácticas de las empresas en Chile y, peor aún, de las peores prácticas de las empresas en países tremendamente cuestionados por su corrupción más profunda, como lo es el caso de Brasil y los escándalos que hemos estado viendo y especialmente con esta empresa que está en cuestión que le habría facilitado el jet".

"Todo lo de Marco Enríquez-Ominami tiene una oscuridad tremenda y por eso lo llamamos a entregar toda la información y en particular a mostrar el contrato del cual estamos hablando de los taxis aéreos", remató Edwards.

Por su parte, el diputado Gonzalo Fuenzalida aseguró que "nosotros no estamos persiguiendo a Marco Enríquez-Ominami, la información que aparece es la que aparece, nosotros reaccionamos frente a información de hechos que él ha realizado, de actuaciones, de vinculaciones”.

El congresista RN agregó que “no solamente sus vínculos, sus relaciones están dentro del mundo empresarial chileno, sino que también a niveles internacionales, vemos como empresas internacionales financian sus campañas, financian un jet privado, financian a un publicista y ese financiamiento no es rendido frente a la legislación chilena".

Fuenzalida explicó que “son situaciones que él mismo realizó y que hoy se están sabiendo por distintas fuentes, por investigaciones que lleva la fiscalía en el caso SQM o asesores que trabajaron con él que están dando información”.

Según el parlamentario, ME-O “está cavando su propia tumba, porque obviamente su discurso era de una manera y su actuar era de otra. En la mañana criticaba a la dictadura, pero en la tarde extendía la mano y le pedía dinero al yerno de Pinochet; hablaba contra las empresas multinacionales, las criticaba, criticaba el sistema de libre mercado, pero no tenía empacho en viajar en jet privado a Brasil -y a muchos otros países que sabemos que viaja- y recibía financiamiento sin asco”.

PUB/CM