Los escándalos de corrupción, cohecho, tráfico de influencias o financiamiento irregular de campañas políticas, entre otros, que investiga la justicia y que sacudieron durante 2014 y 2015 a la clase política chilena, de manera tranversal en todos los sectores, son una de las principales razones del desencanto y la crisis de confianza que afecta hoy a nuestra sociedad.

Así lo refleja el balance sobre la cantidad de personas que dejaron de militar en algún partido político en el periodo entre diciembre de 2014 y diciembre de 2015,   según publica hoy La Tercera.

Según el registro del Servicio Electoral, en un año todos los partidos políticos que figuran legalemente inscritos en el organismo, perdieron un total de 12.254 militantes.

El más perjudicado es Renovación Nacional, que en 2014 finalizó con 94.059 inscritos, mientras que en 2015 esa cifra disminuyó a 91.184 militantes, registrando una renuncia de 2.875 personas al partido.

Lo sigue otro partido de oposición e integrante del bloque Chile Vamos, la Unión Demócrata Independiente, que en 2014 finalizó con 74.342, mientras que en 2015 cerraron con 72.241, una baja de 2.101 inscritos.

En los partidos de Gobierno, el PPD lidera el éxodo de militantes, quien perdió 1.375 integrantes, quedando con 96.141. Sin embargo, desde la colectividad desmintieron las cifras de Servel y declararon que sus registros contemplan un total de 99.020 militantes.

La DC y el PC, registraron bajas de 1.163 y 1.157 militantes, respectivamente, en el mismo periodo de tiempo mencionado.

PUB / DIG