Son dos las funcionarias de la UDI que trabajaron junto al ex candidato presidencial Pablo Longueira quienes están en la mira de la Fiscalía Regional de Valparaíso, la misma que está a cargo del caso SQM. Ello pues ya se pidió a la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) que permitiera acceder a sus cuentas bancarias. 

La solicitud hecha por el Ministerio Público habría sido enviado el 15 de enero y llevaría la firma de la fiscal Paola Castiglione, según informa La Tercera

Las funcionarias que están en la mira de la fiscalía son Carmen Luz “Titi” Valdivielso, quien fue la jefa de gabinete de Longueira y Marisol Cavieres, secretaria de la UDI y asesora de Pablo Longueira. 

La información que se analizará será la de las cuentas corrientes, de ahorro, y depósitos a plazo que hayan tenido ambas tanto en moneda nacional como extranjera, entre los años 2010 y 2015. 

Justificación

La Fiscalía justifica la solicitud de esta información a causa de los antecedentes que han vinculado tanto a Caviares y Valdivielso. 

En el caso de la secretaria de la UDI, habrían boletas emitidas a SQM por $24,5 millones entre 2009 y 2012.

Por otra parte, en el caso de Valdivielso se tendrían declaraciones que la vinculan con la realización de gestiones para obtener dineros de manera irregular. 

Su nombre, de hecho, apareció en la declaración de su cuñada, Ana Carolina Palacios, quien dijo que emitió ocho boletas por $46 millones a SQM a petición de “Titi” Valdivielso.

De hecho, según Palacios, no solo habría solicitado boletas a la minera no metálica, sino que también a Cencosud por $8 millones y a BCI por $9 millones. 

El Ministerio Público solicitó que la autorización para la revelación de información bancaria no se extienda más allá de los 15 días contados desde que la Sbif reciba el requerimiento. 

PUB/JLM