Este jueves el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, analizó el término del año legislativo, que en las últimas semanas vivió una importante carga de trabajo a raíz de los proyectos de ley enviados al parlamento finalizando con texto legal de Carrera Docente.

Uno de los puntos que el secretario de Estado detalló, en conversación con el Canal 24 Horas, fueron las iniciativas relativas a la probidad y transparencia, cuerpos legales que se instalaron en la opinión pública tras una serie de investigaciones policiales que cruzan dinero y política.

"(Éstos proyectos) tenían una urgencia en si mismo, no estaban en el programa de Gobierno, son proyectos que surgen como consecuencia de los escándalos de corrupción que han indignado a los ciudadanos", señaló.

Consultado sobre las críticas por lo que desde la oposición llamaron "frenesí legislativo", el ministro Díaz expresó que se debe "serenar el debate, porque esta forma de discutir excede los límites de lo que los ciudadanos esperan de quienes tenemos responsabilidades públicas"

A continuación, el vocero de Gobierno aseguró que las diferencias emanadas desde la propia Nueva Mayoría durante el año son algo naturales y propias de la democracia: "Lo importante es que seamos capaz de hacer una fortaleza y que las diferencias las podamos procesar adecuadamente".

Otro de los puntos que comentó el ministro tiene que ver con el Caso Caval -que vivirá   este viernes su jornada de formalización destacando a Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Bachelet- y el rol que desde la oposición asignan al administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, nombre a quien apuntan y piden su salida.

Ante esto, Marcelo Díaz confirmó que se mantendrá en su cargo, situación que ocurre con todos los cargo de confianza y que salen de ellos cuando se pierde el vínculo con "quien los designó".

PUB/VJ