Les dejamos aquí una lista para que los hombres no sigan cometiendo los mismos errores y se pongan al tanto de lo que no deben hacer al estar en un momento romántico con su pareja.

1.- La escenografía es importante. Ya sabemos que ustedes no se fijan mucho en esas cosas, pero el ambiente también seduce a la mujer, el hecho de encontrar ropa sucia, como calcetines en el sillón y cajas de pizza vacías en la mesa, no son para nada sugerentes.

Poner en orden su habitación o pensar en un lugar especial para esa ocasión, siempre se agradece.

2.- Saltarse juegos previos. Todos hemos pasado por momentos en los que seducir queda de lado, pero es importante un aperitivo antes del plato principal.

3.- Moverse demasiado rápido. En ocasiones los hombres olvidan que la comodidad de la pareja es importante para disfrutar el momento, por ello es recomendable que esten al pendiente del lenguaje corporal entre ambos, para que nadie salga lastimado.

5.- Estar alerta del lenguaje corporal. Así sabrán si las cosas deben subir de tono, nivelar caricias o besos y simplemente disfrutar el uno del otro, sin adelantarse o quedarse atras.

6.- No forzar las cosas. Si desean experimentar cosas distintas, vayan planteando las cosas poco a poco a su pareja, pues ella podría asustarse o incomodarse si se lo dicen o hacen sin previo aviso.

7.- Faltar al respeto. Si sólo se centran en sentir ustedes y no percatarse de las necesidades de su pareja, entonces parecerá que sólo la están utilizando, procuren brindarle la atención suficiente y estar al pendiente de ella en todo momento.

8.- Olvidar las zonas erógenas. El cuello, el pecho, la espalda y los senos, son zonas que mantendrán a su pareja en el éxtasis si las acarician o besan.

9.- Si ustedes terminan, todo se acaba. El hecho de que ustedes hayan experimentado el clímax, no significa que las mujeres también. Por lo tanto, no estaría de más seguir con el juego o preguntar si ella está tan feliz como ustedes.

10.- Pedirle que se vaya a primera hora. Si han pasado la noche con una mujer por consecuencias de alguna fiesta o simplemente porque se dio la ocasión, no le pidan que se vayan sin siquiera conversar al menos 30 minutos con ellas, a menos que ellas sean las que quieran irse lo más pronto posible.
Con información de Askmen.com