ANUNCIOS
Sábado 10 de Diciembre de 2016
ANUNCIOS

Creadores de Stranger Things creen en aliens, pero no en fantasmas

Aseguran que la producción es una "carta de amor" a la televisión y cine de terror de los ochenta

2 Agosto

Matt y Ross Duffer se dieron cuenta que algo habían hecho bien cuando, después del estreno global de Stranger Things en Netflix, recibieron correos y tuits de parte de Stephen King y Guillermo del Toro Tanto los críticos como la audiencia han aplaudido una serie que definen como un thriller de terror con un toque de nostalgia ochentera.

Para conocer qué más hay detrás de esas referencias a Dungeons & DragonsEl señor de los anillos, los cómics, la música y la vida en dos ruedas de los niños de los ochenta, conversamos con los hermanos Duffer quienes aseguraron que son parte de la "fase dos" de Netflix, donde además de apostarle a las ideas de los creador establecidos, comienzan a voltear hacia los creativos que son "prácticamente desconocidos".

Antes de esta producción sobre la misteriosa desaparición de Will Byers (interpretado por Noah Schnapp), un niño de 12 años oriundo de Hawkins, Indiana, y experimentos secretos del gobierno estadounidense, los hermanos Duffer comenzaron a hacer notar su carrera con dos proyectos clave durante el año pasado: como directores de la cinta Hidden, un thriller protagonizado por Alexander Skarsgård, y sus guiones para Wayward Pines, serie producida por Fox y creada por M. Night Shyamalan.

El director de Sexto sentido se suma a la lista de director a los cuales admiran y tomaron como inspiración en esta serie que, a su vez, tiene le toque de los filmes de principios de la década de los ochenta dirigidos y producidos por cineastas como Steven Spielberg, como The Goonies, Twilight Zone: The Movie, E.T. y hasta Jaws, cintas que además de centrarse en su género, daban un fuerte enfoque a la creación de personajes que se quedaron en la mente de los cinéfilos.

Matt y Ross aseguraron que ese sentimiento que ellos tuvieron al ver estos filmes resonaron y enamoraron no sólo con ellos, si no millones de niños y adultos de la época. "Es innevitable la nostalgia, pero no necesarimante era nuestra idea original", aseguraron. "Nos dimos cuenta de que esos experimentos que sucedieron durante el final de la Guerra Fría también coincidieron con esa época en que se hicieron todas nuestras películas favoritas. Entonces combinamos ambas ideas y pensamos que sería cool hacer un homenaje a esa cintas", compartieron asegurando que, de alguna manera, es hacer volver a la pantalla ese tipo de narrativa que imperaba en el entretenimiento.

En ese sentido, los creadores esperan que esto sea una puerta para los jóvenes a descubrir ese cine de "la vieja escuela". "Algo que no sabíamos si pasaría, y nos alivia que sea así, es que parece que sí están conectando con las generación más jóvenes", dijeron agregando que al rescatar esa esencia, esperan legar a las audiencias del mundo del streaming la misma magia. "Cuando un niño de ahora ve The Goonies aún siente esa emoción; esas producciones estaban tan bien hechas que son atemporales", acotaron.

En ese sentido, los Duffer dijeron que su pitch no estaba pensado, necesariamente, para la audiencia joven. "En esta industria mucha gente piensa que no puedes tener un show con niños como protagonistas que no se dirija a los niños. La pregunta era '¿podría ser sobre investigar la actividad paranormal?' Y eso sonaba bastante aburrido", platicaron entre risas. "Nadie lo entendió hasta que llegamos con Netflix. Ellos se arriesgan; están locos y tienen pelotas. Pero hasta ahora sólo apostaban a showrunners y directores con prestigio; creo que somos la fase dos, ahora lo hacen con gente que no están tan establecidos", dijeron augurando que la plataforma seguirá sienod una puerta de oportunidades para nuevos talentos.

Al respecto, los gemelos también destacaron la participación del elenco que, además de la participación de Wynona Ryder, un ícono de belleza de la Generación X, tuvo actores que, a pesar de su corta edad, se apoderaron de la pantalla.

"De lo más interesante es que lo que son no es lo que estaba en el piloto escrito. De alguna manera nos ajustamos a la voz y energía de estos niños. Eran mucho más increíbles que los personaje que escribimos", confesaron sobre Gaten Matarazzo (Dustin Henderson), Caleb McLaughlin (Lucas Sinclair), Millie Bobby Brown (la niña llamada Eleven) y Finn Wolfhard, que además de tener el papel de Mike Wheeler en Stranger Things, volverá a situarse en cintas con vibra ochentera en el papel deRichie Tozier, en la nueva versión del clásico Eso, basada en la novela de Stephen King. "Ha pasado un año metido en sets de los ochenta. Tiene el look", opinaron los Duffer.

Otro factor que aterriza la serie en el terror clásico es la criatura que desencadena el misterio de la desaparición y con el cual decidieron no jugar con la mente del espectador: está presente desde un principio acechando. "No queríamos tener un gran giro, se trataba de la simplicidad. Los niños dentro de nosotros nos dijeron: 'queremos tener un monstruo comehombres en este show'".

La creación del monstruo fue asesorada por Aaron Sims, conocido por el trabajo en la recientes versiones de El planeta de los simios y Tortugas ninja"Le hablamos de nuestras influencias y cómo queríamos que se viera: tenía que ser una persona en un traje, tenía que ser humanoide", comentaron al asegurar los efectos prácticos entonaban con su intención creativa, pues los monstruos que los aterrorizaban de niños fueron creados de esa manera. "No se trata de realismo, sino de que sea algo memorable", destacaron al opinar que, aunque el CGI (imágenes generados por computadora, por sus siglas en inglés) ha ayudado a desarrollar la imaginación de muchos creativos, para ellos ese factor identificable y palpable sigue marcando la diferencia en el terror."Eso fue lo que nos arruinó psicológicamente hablando. Nunca me ha asustado un monstruo hehco en CGI, si yo fuera niño ahora no sé si así pasaría", acotaron.

Los ahora reconocidos creadores opinaron a su vez del género y del trabajo de otros directores contemporáneos, los cuales aseguraron también son parte de sus influencias, desde J.J. Abrams –de quien opinaron que realiza la amalgama perfecta entre las herramientas modernas y los efectos prácticos al estilo de la vieja escuela–, Ang Lee y Christopher Nolan.

Confesando que lo que les resulta más aterrador son los payasos –y que esperan con ansias la cinta del próximo año de Eso, estelarizada por Bill Skarsgård y dirigida por Andrés Muschietti –, también aseguraron que, en cuanto a lo que refiere al género, consideran que lo que rodea a la ciencia que desconocemos es una gran fuente de ideas para el terror, lo que los llevo a plantear lo que sucede en Stranger Things"Se trata de la idea de que no entendemos lo que hay a nuestro alrededor; hay más en este mundo de lo que sabemos. Creemos en aliens, pero no en fantasmas; así que los aliens son más terroríficos", concluyeron.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

    Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • google plus
  • instagram
  • tumblr