Varias aerolíneas del Sudeste Asiático han prohibido el uso del Samsung Galaxy Note 7 en sus vuelos después de que el fabricante y EEUU lo aconsejasen por el riesgo de que ardan o estallen, informan hoy los medios locales.

Las compañías aéreas que han aplicado la medida son Singapore Airlines, Thai Airways, Garuda Indonesia, Philippines Airlines, Tigerair, Royal Brunei y todas las aerolíneas que operan en Vietnam, entre otras.

"El resultado de la investigación ha probado que las baterías y equipos de teléfonos de Galaxy Note 7 se incendian durante la carga, lo que ha llevado al fabricante a retirar todas las unidades vendidas en el mundo", explicó Philippines Airlines en un comunicado.

Royal Brunei ha emitido una nota parecida en la que advierte de que "con efecto inmediato, recomendamos a todos los pasajeros que no enciendan ni carguen estos aparatos dentro del avión".

Samsung anunció recientemente el aplazamiento del lanzamiento mundial del Galaxy S7 Note por los defectos de sobrecalentamiento en la batería detectados en 35 ejemplares en distintas partes del mundo.

La Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EEUU urgió el viernes pasado a los ciudadanos a que no usen y apaguen los teléfonos móviles Samsung Galaxy Note 7 por el riesgo de que baterías defectuosas se calienten en exceso y puedan arder o estallar.

PUB/NL