Se trata de sus contactos en iMessages. Apple lleva un registro de los mismos, además de otro tipo de información. Si la policía se lo pide, podría entregarla.