En diversas ocasiones hemos comprobado que el iPhone puede ayudar a salvar la vida de las personas, pero ahora también fue pieza clave en un caso de secuestro.

De acuerdo con "NBC News", una mujer recurrió a la policía de Pensilvania, en los Estados Unidos, debido a que “su hija había sido retenida en contra de su voluntad por su exnovio”.

Según relató la madre, estuvo recibiendo mensajes de texto por parte de su hija pidiéndole ayuda

A partir de ese momento, comenzó un operativo para su localización con la ayuda de “Buscar mi iPhone”, una aplicación que activa el usuario en el smartphone de Apple, herramienta que permite conocer su ubicación exacta. 

Siguiendo los datos de la función, localizaron a la joven de 18 años a 150 millas de su hogar (unos 250 kilómetros) en un estacionamiento de un local de comida rápida

“La investigación reveló que el Joseph Boller había utilizado cinta adhesiva para unir las manos de la víctima y estaba tratando de salir del estado”, dijo "NBC" citando fuentes policiales. El sospechoso deberá pagar una fianza de 150 mil dólares si quiere salir de prisión