En largas filas, los fanáticos chilenos de Pokémon se agolparon en las tiendas para obtener el nuevo juego de Nintendo para la plataforma 3DS, Pokémon Sun and Moon.

Desde la noche los fanáticos del juego esperaron el lanzamiento oficial previsto para el 18 de noviembre, el que generó una alta espectativa desde su anuncio. 

Las dos nuevas entregas de la serie de videojuegos, salen a la venta cuatro meses después del exitoso título para móviles Pokémon GO.

La multimillonaria franquicia, que no lanzaba nuevos juegos de la serie desde octubre de 2013, recibe la séptima generación de Pokémon el año que celebra el 20 aniversario del lanzamiento de los títulos originales y con el impulso que han dado a la marca los más de 500 millones de descargas del juego para "smartphones".

Los juegos para la familia de consolas portátiles 3DS de la firma con sede en Kioto (oeste) desembarcarán en Europa el 23 de noviembre y Nintendo ya ha efectuado un primer envío de 10 millones de copias a todo el mundo, según detalló la compañía en un comunicado.

"Pokémon Sol" y "Pokémon Luna" trasladan al jugar a la región de Alola, formada por cuatro islas tropicales y una artificial, que amplía a más de 800 el número total de "Pocket Monsters" (monstruos de bolsillo o Pokémon).

El objetivo del "entrenador" (como se conoce al usuario en el universo de la franquicia) será una vez más hacerse con todas las criaturas durante su periplo.

La expectación ha sido tal entre los aficionados de la serie que algunos usuarios lograron en días recientes acceder ilegalmente a copias del juego a través de filtraciones.

Como respuesta, Nintendo ha decidido expulsar de su servicio en línea a todos aquellos usuarios que han usado versiones no autorizadas de los juegos y se han conectado a los servidores oficiales por violar los términos de uso de la compañía.

PUB/NL