Todos los que vivimos en el mundo de las redes sociales sabemos que participar de ellas tiene sus pros y contras, y son las situaciones más comunes las que pueden llevarnos a los sentimientos más negativos.

Romper una relación en la era de Facebook no es nada fácil. No sólo porque todos se enteran de tu triste quiebre en su página de inicio, si no que también por lo angustiante que puede ser tener el perfil de tu ex al alcance para ser revisado una y otra vez.

Una investigación realizada en la Brunel University de Londres revela que un tercio de las personas que están en una relación admitieron revisar “muy a menudo” la página de su pareja actual. El mismo número de personas admitió revisar al menos una vez a la semana el perfil de su ex.

Esto podría percibirse al principio como una inofensiva respuesta a la ruptura. Pero este estudio revela que el “acecho” podría impedir el proceso natural de superación. Siendo más específicos, esta constante vigilancia a tu ex se asociaría a una mayor angustia por la separación, mayor sentimiento de nostalgia, aumento de los sentimientos negativos hacia tu deseo sexual por tu ex y un menor crecimiento personal.

Esto es apoyado por otros estudios que dicen que quienes afirman mirar el perfil de sus ex parejas, son seis veces más propensos a terminar buscando intimidad no deseada con ellos. Por ejemplo: seguirlos o acercarse de alguna forma, enviarles cartas o dejarles regalos. Esto podría ser percibido por tu ex como amenazador y podría terminar causándote no solo un mal rato, si no también mucha ansiedad y depresión.

¡Atento si sientes que eres vulnerable a este tipo de situaciones no saludables! No importa si hayas terminado bien o mal tu relación. Hoy Facebook tiene distintas herramientas que te permiten tomar todas las precauciones necesarias para que el perfil de tu ex no se vuelva tu nueva página de inicio y tú te evites esos problemas que antes no tenías.

PB/MC