El Bamboo Spark es un gadget que permite digitalizar de manera fiel un texto, imagen o gráfico realizado simplemente con lápiz y papel, además de entregar la comodidad para transportar un tablet, dispositivo que por el tamaño de su pantalla entrega las mejores prestaciones. La aplicación (compatible con iOS y Android) que se debe descargar para usar el equipo es sencilla de configurar, permitiendo editar y compartir -ya sea por email o en la nube- lo que realicemos. El principal punto a tener en cuenta es el papel, ya que requiere cumplir con ciertos estándares de calidad para entregar un resultado ideal.

PARA TENER EN CUENTA...

Las principales características del Bamboo Spark son:

- Debe ser usado con dispositivos compatibles con Bluethoot Smart
- Sistemas operativos soportados iOS 8 o superior, Android 4.3 o superior
- Conexión a internet
- Descargar la aplicación Bamboo Spark (compatible con smartphones y tablets)
- Tener una cuenta de usuario configurada en Wacom Cloud
- Compatible con Dropbox y Evernote
- Equipo viene con cable USB, dos cartuchos de tinta de repuesto y una herramienta de extracción de puntas
- Funda permite transportar un tablet de las siguientes dimensiones: 206 x 253 x 30 mm
- Para diestros o zurdos
- Disponible en tiendas de computación
- Precio referencial: $149.990 

Es una de las acciones más recurrentes y que solo requiere dos elementos: un lápiz y un papel. Con ellos desde simples líneas hasta complejos proyectos se pueden construir, aunque ahora se mezclan con la tecnología y portabilidad gracias al Bamboo Spark de Wacom, equipo que Publimetro puso a prueba. 

Antes de usar el dispositivo se debe descargar una aplicación en nuestro smartphone -o tablet-, la cual es compatible con iOS y Android. Con ella, será posible realizar múltiples opciones como editar nuevamente lo capturado, enviarlo por email o compartirlo en la nube.

La instalación de esta app es sencilla y la creación de la cuenta de usuario igual, que es gratuita. Tras finalizar el procedimiento es indispensable activar la función Bluethoot en nuestro equipo, cambiar de posición un pequeño interruptor en el dispositivo digitalizador y realizar algunos ajustes menores.

¡A dibujar!

Para utilizar el Bamboo Spark basta simplemente tomar lápiz, papel -aunque no cualquiera- y registrar lo que necesitemos, ya sea un texto, mapas conceptuales o un simple dibujo (ver galería).

El dispositivo cuenta con su propia libreta de 30 páginas y un lápiz que utiliza tinta negra. Este último, diseñado de tal forma que sea cómodo de usar tanto por personas diestras como zurdas. El papel, además, entrega la calidad necesaria para evitar imperfecciones en las líneas trazadas.

Al finalizar, se debe presionar un botón ubicado en el centro del equipo para iniciar la transmisión de lo escrito hacia el teléfono celular sincronizado, el cual permitirá intervenir la imagen y compartirla.

Una vez que lo realizado con el lápiz ya está en la aplicación, se puede procesar utilizando funciones como transformarlo en un archivo PDF y enviarlo por correo, además de editar o guardarlo en la nube, usando para ello plataformas como Dropbox.

¿Trabajo o estudio?

La app, además, permite guardar el historia de dibujos procesados, lo que permite acceder rápidamente a algún diseño anterior, punto importante si el Bamboo Spark se utiliza en ambientes de negocios y se necesita recordar -por ejemplo- alguna información enviada anteriormente.

La funda del equipo permite llevar un tablet o iPad, siendo este tipo de dispositivos el que permite aprovechar de mejor forma las prestaciones del Bamboo Spark. En el caso de Publimetro, se utilizó también el smartphone Elementt Twister para realizar las pruebas.

Si bien la utilización de este gadget es bastante sencilla, un niño no podría explorar de forma completa todas sus prestaciones. En contraste, un estudiante de enseñanza media o universitaria lograría aprovechar el potencial del equipo.

Otro punto a tener en cuenta es el papel y lápiz a utilizar, los cuales deben cumplir con algunas características particulares. En el caso del primero, el kit viene con recargas de tinta, siendo el block de notas -que son hojas blancas- el que prestó mayor atención. Se puso a prueba la digitalización con otros tipos de papeles, no logrando resultados óptimos (ver galería).