Durante las últimas semanas, una gran cantidad de analistas han dado detalles de cómo sería el interior del próximo iPhone. Se ha hecho enfasis en detalles como el poder de su procesador, memoria RAM y hasta soporte de audífonos; aunque ninguno había mencionado cómo lucirá.

Al respecto, una fuente citada por el sitio “MacRumors” señala que la parte posterior del smartphone será la que sufrirá mayores modificaciones

Según indica el portal, la cámara del iPhone 7 volverá a estar al ras como en el iPhone 5s y a diferencia de los modelos 6 y 6s en la que sobresale de la superficie. Esto, debido a que la nueva cámara posterior estará en un módulo más delgado. 

Otro de los cambios significativos, de acuerdo con “MacRumors”, será la eliminación de las bandas de la antena; lo que permitirá una mirada más limpia a la carcaza de metal. El único inconveniente es que se mantendrían algunas solo que en la parte más pegada a los bordes, tanto superior como inferior.

Se espera que el iPhone 7 se presente en el último trimestre de 2016.