La realidad virtual es considerada como uno de los avances tecnológicos más significativos de los últimos tiempos. 

Sin duda, es probable que marque un antes y después en cuanto a la forma en que vemos las cosas a través de la tecnología.

Los lentes de realidad virtual actualmente permiten que nos sumerjamos casi por completo en los vdeojuegos, así como en películas y series. 

Pero esto no se detiene ahí, pues dicha tecnología ha llegado también al mundo de la pornografía. 

Tal como suena: la pornografía en realidad virtual permite que los usuarios se sientan partícipes de las escenas para adultos. 

En algunas ocasiones incluso son "ayudados" con algunos dispositivos especiales para hacer esta experiencia más realista. 

Sobre esto trataba el festival "Adult VR Festa" en Tokio, Japón. Todo comenzó con relativa tranquilidad, aunque bastante gente. No paraban de llegar personas. 

La situación se puso más grave cuando fuera del recinto -no tan amplio- se aglomeraron más de 600 personas que exigían se les permitiera el acceso al festival. 

Ante esto, las autoridades se vieron obligadas a intervenir, por lo que el festival se tuvo que dar por finalizado. 

Luego de dicha situación, los organizadores del "Adult VR Festa" se disculparon con la audiencia y aseguraron no haber contemplado la posibilidad de que el "porno" en realidad virtual generara, de hecho, tanto interés en el público. 

También prometieron hacer otro festival a más tardar el próximo mes, esta vez en un lugar con mucha más capacidad para que nadie se quede sin admirar estos curiosos y, en muchos casos, extraños artefactos.

Japón, uno de los países más avanzados en este concepto 

Getty Images/Edición

Foto:

El país nipón es uno de los más avanzados a nivel mundial en cuanto a pornografía en realidad virtual se trata. 

El repertorio de accesorios usados para crear más realismo alrededor de esta experiencia va desde trajes de cuerpo completo para estimular diversas partes del mismo, hasta traseros o senos de goma que pueden ser usados a modo de "control" dentro de juegos y videos. 

Desde luego, todo esto sin dejar atrás el componente más importante: las gafas de realidad virtual.