Fiscales anunciaron este miércoles la primera condena penal vinculada al caso de piratería de 2014 que involucró a varias celebridades de Hollywood, cuyas fotos privadas de desnudos aparecieron publicadas en Internet.

Ryan Collins, de 36 años y nacido en Pensilvania, acordó declararse culpable de los cargos de piratería en el marco del caso conocido como "Celebgate", informaron las autoridades de Los Ángeles.

Collins admitió el delito de "phishing" (usurpación de identidad) para obtener las contraseñas de más de 100 personas, la mayoría estrellas de Hollywood, con el objetivo de robarles foto privadas almacenadas en la nube.

Sin embargo, aún no se ha podido demostrar que sea Collins el culpable de publicarlas en la red, por lo cual la investigación sigue su curso.

En 2014, Hollywood quedó boquiabierta ante la aparición en línea de cientos de fotografías íntimas de modelos y actrices, tales como Jennifer Lawrence y Kate Upton.

El fiscal general de Estados Unidos comentó que Collins tuvo acceso al menos a 50 cuentas de iCloud y a 72 cuentas de correo en Gmail, la mayoría de ellas de mujeres del mundo del espectáculo.

Los fiscales dijeron que el acuerdo alcanzado con Collins -que todavía debe ser aprobado por el juez y cuyo caso será transferido de California a Pensilvania- es por una condena de 18 años de prisión. 

PUB/VJ