Vivir la sensación de inseguridad al conducir una bicicleta, moto o simplemente correr de noche por la ciudad fue la principal motivación del equipo creador de la primera mochila inteligente de seguridad X-Torch, desarrollada completamente en Chile, cuyo propósito es convertirse en el primer elemento de rescate ante cualquier tipo de accidente de transporte liviano.

Según explica David Jerez, estudiante de ingeniería Informática y el líder del equipo desarrollador, lo que hace única a X-Torch es su capacidad de otorgar al portador una visibilidad de 360 grados y un rango visual de más de 500 metros de distancia.

“En Chile y el mundo la principal causa de accidentes de tránsito de quienes se mueven en transportes livianos o practican deportes en la ciudad es la poca visibilidad que tienen en comparación con los vehículos. La X-Torch soluciona este problema y da una visibilidad similar a la de un automóvil. Además está hecha con un material ultraresistente que soporta lluvia, fuego directo y hasta fricción equivalente a 130 km/h contra el pavimento".

Entre otra de sus características, destaca la posibilidad de señalizar a los vehículos vecinos con luces de dirección y adicionalmente posee una gran cantidad de sensores y un control remoto con sistema de freno exacto.

En los últimos cinco años, las estadísticas de Conaset indican que anualmente en Chile ocurren 1600 muertes en accidentes de este tipo. El 11,9% corresponden a muertes de ciclistas y el 8,9% a motociclistas , es decir, el 20 % de las muertes corresponden a vehículos livianos.

Pese a todas las potencialidades de la mochila, ganadora del concurso Smart Circuit de la incubadora Santiago Innova, el proyecto aún no recauda lo necesario para su producción masiva, por lo que se inició una campaña de crowdfunding en la página internacional Indiegogo: “Con los fondos que logremos levantar mediante la campaña nos concentraremos en la producción masiva del producto y en introducir innovaciones en seguridad tecnológica. Queremos ver la posibilidad aportar más colores a las mochilas y la realización de más pruebas", señalaron desde el equipo.

¿Cómo se activa la mochila ante un accidente?

Al momento de un choque o gran impacto que supere los 50 kilos de masa, el acelerómetro y giroscopio programados en la carcasa se activan, y las luces permanentes son reemplazdas por una señal de emergencia al tiempo que se activa el vínculo de información con el smartphone del accidentado.

En ese momento el teléfono envía un mensaje avisando del accidente a los contactos prestablecidos por su dueño, dándoles además su ubicación exacta gracias al GPS, al tiempo que deja en modo abierto la información personal que pueda ser de ayuda en caso de recibir primeros auxilios. El equipo encabezado por David Jerez está trabajando en el proceso de investigación y desarrollo para que junto con la localización la mochila envíe datos de los signos vitales como la frecuencia cardíaca o pulso.

Un factor relevante es que la mochila hace todo el proceso sin la intervención del accidentado, por lo que es de mucha utilidad en el caso que haya quedado inconsciente. Si en 40 segundos no se activa deliberamente la cancelación de la alarma, la aplicación de X-Torch emite el mensaje de emergencia.

Para aprovechar al máximo las potencialidades de X-Torch el propietario de la mochila debe descargar en su celular o tablet la aplicación móvil e ingresar los datos requeridos para construir su perfil de salud. Nombre, edad, tipo de sangre, dirección, números de contacto, alergias, enfermedades crónicas y últimas fechas de controles médicos son algunos de los datos que pueden incorporarse.

X-torch es recargable y usa un cargador estándar que tiene incorporadas baterías de alta durabilidad. Su tiempo de carga es de máximo 3 horas, lo que da al usuarios una autonomía de más de 12 horas. Pesa sólo 700 gramos y cuenta con un bolsillo impermeable en el cual puedes guardar Smartphone, llaves y tarjetas, entre otros objetos pequeños.

PUB/VJ