Tomarse fotos sin ropa y mandárselas a la pareja puede resultar un tanto peligroso. Si esto ocurre y no pertenecen al mundo de la farándula, a lo más que pueden llegar es a ser publicados en las redes sociales y que la gente que los conoce vea sus 'miserias'.

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío, y es que hemos visto miles de ocasiones la forma en que se burlan en Twitter o Facebook de las fotos menos agraciadas de los demás.

La nueva tendencia en las redes sociales son los perfiles enfocados a los 'ardidos', en ellas se vincula el 'sexting' (tomarse fotos desnudo) y el 'cyberbullying' (burlarse de otros) al presentar imágenes (principalmente de mujeres) que en alguna ocasión enviaron alguna imagen provocadora a su ex, en estas páginas cualquier persona puede dar su opinión, guardar, e incluso compartir la imagen con sus amigos.

Según la Alianza por la Seguridad en Internet (ASI), la gente se toma fotos sin ropa y las comparte por tres causas: desinhibición o lucimiento, presión de pares (como cuando un miembro de la pareja pide una muestra de amor, por ejemplo), o por retos entre los amigos.

Este tipo de páginas puede tener tal impacto en la vida del implicado, que lo puede conducir al suicidio. Es muy importante saber qué repercusiones puede tener esto a futuro. Y sobre todo, el considerar que una persona puede chantajearte en cualquier momento, sin importar que sea el amor de tu vida, comentan los especialistas.