Altas prestaciones, diseño vanguardista y un precio acorde a las características ofrecidas son algunos de los elementos que, en la mayoría de los casos, suelen definir a los llamados teléfonos celulares de "gama alta" -también denominados top de línea-, dispositivos que son usados por los fabricantes para encabezar lanzamientos a nivel nacional o regional.

En este segundo grupo se encuentran los smartphones Moto Z y Moto Z Play, a los cuales Publimetro tuvo acceso en las oficinas de Motorola en San Paulo, Brasil, lugar donde además de probar sus características técnicas logró conocer el proceso completo que debieron recorrer para llegar al usuario final.

Ricardo Meneses, diseñador industrial senior de Motorola, fue quien explicó que el desarrollo demoró cerca de dos años, partiendo desde un primer diseño -que calificó como una solución "con cara de ingeniero"- hasta el resultado final: "Es una idea que dentro de la ingeniería de Motorola llevaba un par de años, pero nunca logró ser resulta de manera accesible para el consumidor".

"La idea en el comienzo era cómo multiplicar el teléfono en diferentes plataformas, fue la idea que trajeron los ingenieros. Trabajamos con los diseñadores para tener un diseño más simple para el usuario. Era un diseño crudo que debimos simplificar", detalló a Publimetro.

Una de las novedades de estos equipos es la incorporación de los Moto Mods, dispositivos anexos que permiten ampliar la experiencia del usuario. Entre los más llamativos está un sistema de sonido JBL y una cámara a cargo de Hasselblad, firma que tiene en su catálogo ser la resposable de las tomas realizadas por los astronautas en la Luna.

Consultado sobre lo complejo de trabajar con otras empresas, Ricardo Meneses expresó que "fue un desafío de verdad porque intentamos mostrar lo que la plataforma podía ofrecer, pero al mismo tiempo no sabíamos si iba a funcionar, era un misterio, pero trabajamos el conjunto. Los diseñadores de JBL y Motorola trabajamos juntos definiendo el color, la ingeniería interna o el diseño en sí".

"Creemos como compañía que los socios van a dar más fuerza para entregar al consumidor un producto que valga la pena. JBL es una empresa con años de experiencia en audio, es lo que buscamos, tener marcas que traigan lo mejor de ellas", complementó.

Una mirada global

Con siete años en la empresa, este ingeniero destacó que el factor multicultural de los equipos de trabajo permiten dar un sello especial a los desarrollos: "Hay personas del mundo entero. En Chicago hay coreanos, chinos, franceses y españoles. Esa es la belleza que tenemos, somos una marca que piensa en el mundo entero. Trabajamos como una marca global".

Renata Altenfelder, directora de Marketing Latam de Motorola, destacó que el desafío fue encontrar otras compañías que compartieran el concepto de entregar una experiencia al usuario: "Nosotros tenemos la tecnología, la expertise en casa y buscamos a marcas que podían complementar la tecnología".

"Cuando estamos desarrollando el acercar la experiencia de sacar fotos con un smartphone a sacar fotos con una cámara, no había nadie mejor que Hasselblad. Si queremos traer la experiencia de caja de sonido por qué no acercarnos a JBL (...) El proceso está en encontrar los socios que tengan la expertise que sean complementarias a la marca Moto", aseguró.

Por último, la ejecutiva resaltó que "cuando uno se lanza a hacer algo nuevo siempre está la excitación de saber cómo va a funcionar, con marcas que trabajan juntos en varios niveles. Acá lo novedoso es que estamos trabajando para desarrollar la plataforma en conjunto".