GameLab Education, el emprendimiento chileno que destaca por la creación de simuladores que permiten "aprender jugando", se instalaron entre los desarrollos finalistas del concurso organizado por la Universidad de Pensylvania, en EEUU.

El evento, considerado como el “Oscar de la Educación Superior”, también le permite a los equipos participantes formar parte de discusiones sobre los desafíos en materias de educación para las futuras generaciones, creando importantes lazos con instituciones internacionales.

En el caso de los participantes chilenos, lograron incorporar como clientes a la Universidad de Columbia, American University de Washington D.C, New York University, entre otras.

GameLab fue fundada por Felipe Walker y Bernardo Pagnoncelli, enfocándose en las áreas de operaciones y control de gestión. Sus simuladores tienen una duración de 60 a 120 minutos y permiten que el alumno aprenda, practique y comprenda de 3 a 4 conceptos claves.

Los tres simuladores con los que actualmente cuenta GameLab son SodaPop Game, Coailition Game y Pricing Game, los que son altamente responsivos y configurables para jugar en inglés, español y portugués, y son multiplataforma, por lo que los estudiantes pueden utilizarlos mediante su smartphone, tablet o notebook

En el futuro, GameLab busca ser un referente de educación basada en juegos y así apoyar en el proceso de adopción de nuevas tecnologías en las salas de clases, transformándolas en experiencias interactivas, entretenidas y significantes para los alumnos.

PUB/VJ