Una nueva tendencia crece entre los adultos-jóvenes en el mundo: The Drunk Phone. Laura Krajecki de Starcom MediaVest Group explicó a CNET que consiste en utilizar móviles baratos en las salidas nocturnas de fin de semana y así evitar que los smartphones se pierdan o terminen en el inodoro a causa de una borrachera.

Este grupo generacional geek aprecia tanto sus teléfonos inteligentes que son muy cuidadosos con ellos por lo que deciden tener un segundo móvil llamado "teléfono borracho" sólo destinado a momentos de diversión.

La moda deja en evidencia que la Generación Y prefiere comprar dos teléfonos en lugar de reducir el consumo de alcohol. No obstante, para ellos las apariencias importan y esa decisión podría dañar su imagen en las redes sociales. ¿Qué sucede cuando se convierte en objeto de crítica de Facebook o en un tweet?