La Oficina de Patentes de Estados Unidos suele un lugar que Apple visita frecuentemente. La empresa con sede en Cupertino busca proteger sus desarrollos recientes o futuros proyectos que puedan dar un giro en la industria, aunque una solicitud despertó la curiosidad del medio.

Según detalló la edición digital de El País, y bajo la solicitud número 20160264304, la firma ingresó los papeles de una bolsa de papel, la cual no contaría -preliminarmente- con ningún componente electrónico.

La publicación destaca que esta patente estaría relacionada con una estrategia de mercadeo de la empresa relacionada con el cuidado al medioambiente.

Preliminarmente, solo se trataría de la bolsa que se entregará a los clientes que compren productos en las tiendas de la compañía de la manzana.

Entre otros puntos técnicos, se puede comprobar que en un 60% será construida con materiales reciclados, mientras que el fondo será reforzado.

PUB/VJ