El poder del pedal puede ser una de las maneras más populares de los viajeros para de moverse por la ciudad, pero el ciclismo también viene con sus peligros.

Es por eso que la empresa con sede en Nueva York, Brooklyness, lanzó Classon, un casco inteligente que podría hacer de la bicicleta más segura en la ciudad. El gadget –actualmente buscando financiamiento en Kickstarter– alerta al usuario de situaciones como cuando los carros están en su punto ciego a través de una luz debajo de la visera y también utiliza sensores para leer los movimientos del cuerpo del ciclista para activar las luces direccionales y luces de freno en la parte delantera y trasera del casco.

Brooklyness

Foto:

También está equipado con dos cámaras, navegación GPS y responde a comandos de voz, para capturar los accidentes y garantizar que los ciclistas sean capaces de concentrarse en el camino. El co-fundador, Manuel Sáez, explica por qué este casco está por delante de la competencia.

¿Cómo surgió la idea de crear Classon?

Hemos estado trabajando en bicicletas desde hace seis años y nos dimos cuenta de que a mucha gente le gustaría andar en bicicleta de forma habitual, pero tienen miedo de hacerlo. Comprensiblemente, el ciclismo en la ciudad puede ser peligroso, por lo que nos centramos en diseñar un producto que capacitara a las personas que andan en bicicleta, dándoles la confianza y el control.

¿Qué funciones tiene?

Las dos funciones principales son la detección de punto ciego y luces automáticas que responden a los movimientos del cuerpo del ciclista. Para la detección de punto ciego utilizamos cámaras delantera y trasera que leen el medio ambiente, mientras que nuestros algoritmos procesan los datos y los traducen en una interfaz de usuario muy simple. Nuestro visor tiene luces que parpadean con el fin de advertir al ciclista que se acercan carros en su punto ciego. Los sensores de gesto leen los movimientos del ciclista, por lo que cuando el ciclista levanta la mano para indicar un giro, las luces de giro incorporadas en el casco se encienden automáticamente. Otras características incluyen la navegación GPS, los comandos activados por voz y luces de parada automática.

¿Qué ventajas tiene?

Le da al conductor una mayor conciencia para que él o ella pueda tomar una mejor decisión sobre el camino. Esto hace que el ciclista sea más visible para que otros usuarios sepan dónde está la bicicleta y evite accidentes. Debido a que utilizamos cámaras, todo queda registrado –esto es muy importante, en caso de un accidente–.

¿Proporciona mayor seguridad en la calle?

Brooklyness

Foto:

A pesar de que este casco no garantiza un viaje 100 por ciento seguro, mejora la capacidad de los ciclistas de ver y hacer que el usuario sea más visible para los demás. Estos dos factores incrementan la seguridad en calle.

¿Has probado uno y cómo cambia la experiencia de ciclismo?

Sí, lograr que el casco funcione para ti es una sensación impresionante. Hace cosas sin que ni siquiera tengas que pensar en ello.

¿Qué impacto podría tener Classon posiblemente?

Creo que todavía tenemos que ver y medir su impacto en el número de accidentes; sin embargo, nuestro objetivo más allá de proporcionar bases sólidas para la seguridad es animar a la gente a montar en bicicleta de forma regular. Las bicicletas serán un jugador fundamental en las ciudades inteligentes del futuro, por lo que estamos trabajando en hacer de esto una realidad cuanto antes.