La imagen de un hombre caminando sin polera junto a miles de mujeres en la marcha #NiUnaMenos del miércoles, cargando un letrero que decía “estoy semidesnudo, rodeado por el sexo opuesto… y me siento protegido, no intimidado. Quiero lo mismo para ellas”, se viralizó rápidamente y se transformó en una de las postales más compartida de la actividad contra la violencia de género.

Sin embargo, todo tuvo un vuelco y muchas mujeres utilizaron las redes sociales para manifestar su enojo, luego que una mujer asegurara que el protagonista de la fotografía era su ex pareja y expusiera la  historia que han vivido juntos.

“Yo soy madre de la hija que nació de la relación con este individuo, que dice defender nuestros derechos, que por años a destruido la vida de mi hija y la mía, por la que yo llevo cicatrices en mi cuerpo y en mis recuerdos, al que no le importa que su hija tenga de comer, que tenga estudios, que tenga salud, este mismo hombre que no paga pensión, que desafilió a su hija de la isapre sin avisar, este mismo hombre es el que ha provocado la depresión que afectó a mi hija por muchos años por culpa del maltrato psicológico que le ha dado, sin ir más lejos ayer le correspondía visita y envió un mensaje diciendo que no podía ir a buscarla porque ayer tenía que trabajar, ahora todos sabemos que era para ir a la marcha y no por trabajo”, relata Fran Palma en su cuenta de Facebook.

“Se desapareció un año, luego llegó diciendo que yo no lo dejaba ver a su hija y trató de que me metieran a la cárcel en reiteradas ocasiones, tribunales no le dio en el gusto y nos envió a terapia de la cuales nunca se hizo partícipe y sigue haciéndole un daño a mi pequeña hija que incluso a hecho dormir en el suelo en un colchón inflable mientras él duerme en una cama. Por favor difundan y no crean todo lo que ven”, agrega.

Las palabras de la mujer también se viralizaron rápidamente y los comentarios de apoyo no se hicieron esperar. Muchas de las mujeres cuestionaron al protagonista de la fotografía y lamentaron la situación por la que atraviesa la denunciante, mientras que otros pidieron no emitir ninguna condena, porque sólo se estaba considerando una sola parte de la historia.

PUB/NL