La mujer recibió no uno, sino dos iPhone, pero no era lo que ella esperaba.