Los emoticones son una herencia que dejó Messenger en la mensajería instantánea y ahora se han convertido en un elemento que amenaza a la popular herramienta Whatsapp.

Un ejemplo es la aplicación Line, que además de cumplir con los mismos parámetros de comunicación instantánea agrega stickers, de mayor tamaño, animados y que se pueden descargar en paquetes, algunos gratuitos y otros de pago.

Otra alternativa que compite con Whatsapp es que permite llamadas gratuitas como Viber o Skype.

También permite escribir sobre el estado de ánimo para que los contactos lo vean en el time line.

Además, la nueva herramienta puede usarse desde una Mac o PC; a través de la opción de inicio de doble sesión.

Una competencia adicional a Lines es Spotbros, la cual no sólo conecta a los usuarios con mensajería instantánea, sino que pueden hacer foros de temas específicos que también se muestran la misma pantalla de los mensajes personales.

Incluso los usuarios pueden acceder a conversaciones según la geolocalización. Por ejemplo, compartir información sobre los sitios que se encuentran a su alrededor y dar recomendaciones.

Dicha actividad es posible compartirla por medio de otras redes sociales como Facebook y Twitter.