Cefas Bansah divide su vida entre la dirección de su taller mecánico y su atuendo con corona incluida, cuando se sienta en su trono y se conecta a Skype para dirigir a su pueblo en África.

Así es, este hombre gobierna un reino tradicional en Ghana desde Alemania, a más de seis mil kilómetros de distancia. Los casi 300 mil súbditos del pueblo étnico Ewe, del pueblo de Hohoe, son gobernados por Bansah por videollamadas.

El "Jefe de Desarrollo", como puede traducirse al puesto que él tiene en este grupo, depende de la tecnología no sólo para comunicarse, sino también para financiar y colectar fondos para la construcción de escuelas y proyectos en su ciudad natal.

"A los alemanes les gusto y a mí me gusta Alemania. Así que empecé a hacer los programas humanitarios", dijo el rey africano en abril de 2015 para la BBC. "Ellos [los súbditos] no me pidieron que volviera, porque saben que si me quedo en Alemania, puedo ayudarlos".

En la galería de fotos podrán conocer más datos que quizá no sabían sobre este peculiar líder africano.