¿Alguna vez han tenido ganas de acabar con todo el Internet para borrar algún rastro vergonzoso de su vida? Bueno, pues Liu, un chino, trató de hacer esto realidad. Todo antes de ser visto en una situación comprometedora, según su criterio. 

En China, a los bailes en algunas de las plazas públicas sólo asisten ancianos y ancianas, o así lo dicta la creencia popular. Una tarde, Liu decidió unirse a la fiesta y pasar horas de diversión junto a las mujeres jubiladas. 

Y, claro, alguien lo vio y decidió tomarle fotografías, pues en dicho país se considera algo "humillante". Entonces, Liu decidió tomar cartas en el asunto antes de que el desconocido fotógrafo decidiera publicar las imágenes en redes sociales. 

¿Qué haría cualquier persona cuerda? Desde luego no tratar de destruir todo Internet... Pero ese fue el plan de Liu. Y, según él, lo llevó a cabo. 

El hombre recorrió su barrio destrozando y arrancando cables en los receptores de fibra óptica, pues así el Internet sería "asesinado". 

Por desgracia su plan no funcionó y, hasta el día de hoy, el mundo aún goza de la web. 

Eso sí, la policía detuvo a Liu, pues su arranque de ira costó alrededor de 15,000 dólares en daños. 

Al menos las "vergonzosas" fotos del hombre bailando con mujeres jubiladas en una plaza pública no han sido publicadas todavía. Sin embargo, debido a la viralidad internacional de esta curiosa noticia, ya todo el mundo conoce la afición de Liu incluso sin haber visto las fotografías. 

Getty Images

Foto:

También en China 

El año pasado nos enteramos de una historia bastante curiosa. Y sí, también sucedió en China. 

Resulta que una joven que llevaba desaparecida 10 años, fue encontrada sana y salva... llevaba todo ese tiempo jugando en cibercafés. 

Escapó de casa luego de una discusión con sus padres, y desde entonces recorrió todos los cibercafés que pudo para seguir jugando su videojuego favorito "CrossFire". Hasta que la policía acabó con la diversión y la devolvió a casa.