El Keiphone K6 es un equipo que perfectamente se puede ubicar en la parte alta de la lista de dispositivos "gama media" que actualmente el consumidor chileno tiene a su disposición. Con una más que correcta relación precio-calidad, su construcción, materiales y prestaciones permiten un cómodo uso en condiciones normales. Su estilizado diseño le entrega al K6 un aire vanguardista, aunque los audífonos y cable de datos que adjunta no acompañan en ese sentido, lo que no oculta que cumplen de manera correcta.

PARA TENER EN CUENTA...

El Keiphone K6 tiene la siguiente configuración:

- Dimensiones: 144.5 x 71.7 x 8.0 mm
- Peso: 128 gramos 
- Sistema operativo: Android Lollipop 5.1
- Procesador: Octa-core 1.3 GHz (64 bits)
- RAM: 2GB
- Almacenamiento: 16GB (expandible con tarjeta MicroSD hasta los 128GB)
- Bateria: Sony 2250 mAh de Lithium-ion Polymer
- Precio referencial: $ 159.990
- Venta disponible a través de la web del fabricante
- Compatible con redes 4G (previa confirmación con operadores móviles)

En 2007, una compañía chilena intentó ingresar al mercado de la telefonía celular, aunque en un contexto muy diferente al actual. Antes, no existía la tecnología para generar un "gama alta" a bajo precio, los equipos de origen chino tenían una manufactura distinta y cada dispositivo usaba su propio sistema operativo, factores que impedían una venta exitosa en el país.

Tras ocho años, los hermanos Alexander, Max y Konrad Burchardt decidieron reflotar la idea desarrollando dos modelos bajo la marca Keiphone y pensados para el usuario nacioal, denominados K8 y K6 respectivamente. Precisamente, este segundo modelo fue al que Publimetro tuvo acceso y puso a prueba.

Primeros pasos

La presentación del K6 es minimalista, pero funcional. Una caja de color negro contiene el smartphone, cable de datos -que también se usa para recargar la batería-, cargador y audífonos. A nivel de software, la configuración inicial es similar a la de los otros equipos basados en Android, por lo que tras ingresar algunos datos básicos el celular está en condiciones de operar.

En la parte frontal, y bajo la pantalla, se ubica un botón principal que permitirá regresar a la pantalla de inicio luego de ingresar al menú o a funciones como la cámara fotográfica.

Los controles de volumen, así como el de bloqueo, están en el costado derecho del Keiphone K6, a una altura que permite un uso cómodo con una sola mano. Tanto el conector para audífonos como el destinado al cable de datos están en la parte superior -un punto positivo en comparación a otros equipos-, lo que no traería problemas al momento de, por ejemplo, transportar el smarphone en en bolsillo.

¡A ocuparlo!

Uno de los puntos centrales en cualquier smartphone es la cámara fotográfica, que en este caso presenta 13 MP (posterior) y 5 MP, en la frontal. De día y en espacios cerrados el equipo responde de buena forma, aunque presenta un pequeño retraso entre el momento de presionar el botón y la captura de imagen, por lo que la recomendación es no mover el dispositivo inmediatamente.

Al momento de grabar video el panorama es mejor. Además de permitir grabación en HD, la configuración del K6 permite utilizar funciones de reducción de ruido junto con opciones de edición o envío a través de correo electrónico.

Gracias a su procesador, este smartphone entrega una fluida respuesta tanto al momento de ingresar a los distintos menús como al utilizar las distintas aplicaciones instaladas. La pantalla, por su parte, entrega colores vivos y no presentó problemas de precisión al momento de ser utilizada, lo que permite sacarle provecho a sus cinco pulgadas de diámetro.

Quizás, uno de los aspectos criticables puede ser la calidad del cable de datos que adjunta el Keiphone K6, el cual a pesar de tener una extensión cercana al metro, transmite una sensación de fragilidad. Los audífonos que adjunta el equipo, si bien entregan una calidad de sonido aceptable, no sobresalen en comparación a otros existentes en el mercado, aunque responden al momento de utilizarlos como manos libres o simplemente para acceder a la radio.

Los extras

Una de las características del K6 que se encuentran ocultas en su parte posterior es ser Dual Sim, lo que hace posible utilizar dos chip. Para acceder a este espacio, solo se debe retirar la cubierta posterior -para ello se puede usar una ranura existente-, donde también se aloja el segmento para la tarjeta MicroSD y la batería.

A pesar de tener un borde metálico, el smarphone es liviano y cómodo de transportar. En contraste, la tapa trasera al ser plástica podría dejar en evidencia de manera más rápida el desgaste lógico provocado por el uso.

En cuanto a las redes sociales, el Keiphone K6 presentó un correcto desempeño en líneas generales, posicionándose de buena forma en el exigente segmento de equipos con prestaciones cercanas a los top de línea existentes en la actualidad.

Según estimaciones, la batería tendría una duración máxima -en modalidad standby- de 268 horas, cifra que puede variar dependiendo del uso dado.