Movistar presentó al equipo nacional de League of Legends, KMV, que competirá en los principales eventos de eSports del continente durante los próximos meses.

KMV es un club que tiene varios equipos que compiten en las ligas de los principales juegos de e-sports que actualmente se desarrollan en el continente, como son: League of Legends (LOL), Smite, Hearthstone, Counter Strike, Heroes of the Storm, entre otros.

Con jugadores entre los 17 y 24 años de edad, KMV entrena de manera profesional a estos equipos en donde les ofrece un sueldo mensual y un equipo técnico conformado por un psicólogo deportivo, un analista, un kinesiólogo y un manager quienes están enfocados en el bienestar del equipo para que puedan desempeñarse en el juego de manera óptima. Todos ellos viven en una Gaming House, acondicionada especialmente para suplir las necesidades de un equipo de eSports profesional.

Es así como Movistar apoyará a estos equipos en todas las competiciones regionales y globales en los que participe entregándoles la mejor fibra óptica y condicionando la Gaming House para que los equipos puedan contar con la mejor tecnología para competir en línea.

Francisco Osorio, El Director General de KMV y uno de los streamer y caster más reconocidos en Latinoamérica, comentó: “Estamos emocionados en comenzar esta nueva etapa junto con Movistar ya que para ganar en la alta competición necesitamos que la tecnología nos acompañe. Los pilares fundamentales de los eSports son la conectividad y la comunicación del equipo.”

Leandro Musciano, director de Productos y Servicios de Telefónica en Hispanoamérica, señaló que “este acuerdo nos permite acercarnos al mundo de los eSports, los cuales están demostrando que son el futuro del entretenimiento, ya que se trata de un imparable fenómeno global, esto puede verse reflejado en el aumento de jugadores, seguidores y competiciones internacionales existentes".

"Además, nosotros proporcionamos la tecnología necesaria , como es la ultra banda ancha para tener la mejor experiencia de juego posible”, cerró.

PUB/VJ