Louise Delage es una joven francesa que rápidamente se hizo conocida en las redes sociales debido a las fotografías que subía.

La mujer subía imágenes en la playa, en fiestas o paseando en yate, siendo destacada por los usuarios como una de las mujeres más bellas de Instagram.

Sin embargo, había un detalles que pasó imperceptible para quienes alababan a la europea por sus fotografías: siempre aparecía con una copa en la mano.

¿La razón? Todo era una mentira. La mujer admitió que jamás se llamó así, sino que era una actriz que personificaba un personaje con problemas de alcoholismo en el marco de una campaña realizada por la productora Francineframboise y la agencia BETC para la organización Addict Aide.

“Todos conocemos a alguna ‘Louise Delage’. Pero casi nadie puede notar su sufrimiento y adicción", indicaron los responsables, indicando que buscaban advertir sobre los problemas de esta índole.

PUB/CM