Repleto. Esta era la palabra que más se repetía en los pasillos del Movistar Arena, recinto que el pasado sábado albergó a cerca de 10 mil fanáticos de League of Legends, quienes vibraron -desde las 16:30 horas- con la gran final entre los equipos Isurus Gaming y Last King, aunque en realidad todo se inició varias horas antes.

Las actividades comenzaron a las 10 de la mañana cuando los seguidores del juego se tomaron los rincones del recinto capitalino para disfrutar de los diversos stands presentes. Caracterizados o no, todos realizaron filas para confeccionar carteles, sacarse fotografías o comprar el clásico merchandising.

Todas las ubicaciones disponibles, cerca de las 13:00 horas, ya estaban ocupadas, entregando un especial colorido (ver galería) y calentando una previa marcada además por la final del "Cosplay CLS 2016", cuyos participantes fueron del agrado del exigente público gracias a la alta factura técnica de sus trajes.

¡A jugar!

Una hora antes del arranque de la confrontación decisiva, y como si se tratara de una transmisión de fútbol -o la WWE que ese fin de semana vivió su evento más importante del año, WrestleMania- un equipo de expertos analizó en pantalla gigante las tácticas y estadísticas de ambos equipos: sus fortalezas, debilidades y la forma en que deberían afrontar este juego final.

Jorge Desormeaux, Publishing Manager de Riot Games, destacó en conversación con Publimetro que "puedes ser un jugador dedicado, pero también lo puedes seguir de manera casual. Nos hemos dado cuenta que hay muchos que empiezan a seguir League of Legends de manera profesional".

"Éste es un juego bastante complejo. Todo lo que tenemos acá es algo que se construyó desde el 2015. Todos los jugadores (que participaron en la final) son profesionales, trabajan con psicólogos, practican 12 horas al día y el nivel de juego que estamos viendo es excelente y está al nivel de lo que se puede ver en regiones con más historia)".

De manera puntual según el cronograma entregado por la organización, comenzó el esperado choque entre Isurus Gaming y Last King, ovacionados por todos los espectadores y de manera virtual por quienes siguieron la transmisión online del evento marcando presencia en las redes sociales.

Un video -de gran factura técnica- dio paso a la pirotecnia, juego de luces, humo y música épica, todo fusionado para crear el ambiente que recibió a los competidores, una versión reducida de un Super Bowl, dando paso a lo importante: competir.

Ganadores y balance

Como en toda confrontación, la supremacía fue de un equipo que en esta oportunidad cayó en Isurus Gaming, quienes vencieron por 3-0 a Last King. Con esta victoria, ganaron el derecho a participar en un torneo clasificatorio, que se realizará en México, el paso previo a una de las citas del eSports más importantes del mundo: el torneo Mid-Season Invitational de League of Legends en Shanghai.

"Esta final fue la culminación de una temporada de juego espectacular," comentó Mathias Fernández, Gerente General de Latinoamérica Sur de Riot Games. "La habilidad y coordinación que vimos en el escenario muestran que Latinoamérica no se queda atrás de otras regiones ni en talento ni en dedicación."

"Los primeros en llegar estaban aquí antes de las 6 la mañana," comentó el ejecutivo. "Hay mucha pasión por el juego por parte de la comunidad. Algunos de los jóvenes que asistieron hoy pueden ser los profesionales de mañana, y en Riot Games continuaremos trabajando para apoyarlos en su desarrollo."

En la galería pueden apreciar algunas de las mejores postales que dejó la jornada.