No es el primer caso conocido hasta el momento de una mujer abusada sexualmente a través de la realidad virtual. Esto ocurrió mientras ella jugaba un videojuego.