Es un fenónemo global, aunque no para todos. Aunque la tendencia es que rápidamente más países se sumen a la fiebre generada por el juego Pokémon Go -del cual Chile tampoco está fuera-, existen algunos lugares del planeta donde no será posible por ahora disfrutar de este desarrollo.

Por ejemplo, y según consigna Milenio.com, en Arabia Saudita está prohibido jugarlo, todo luego de la orden emanada por los máximos clérigos musulmanes, aunque el anuncio era algo esperable: en 2011, cuando los protagonistas eran cartas, también se castigó su uso argumentando que contradecía las normas islámicas sobre las apuestas.

En Indonesia, a su vez, también se sumaron a las prohibiciones aunque con un detalle. Acá, el palacio presidencia -en Yakarta- tiene una serie de carteles advirtiendo de esta situación.

Contrario a los casos anteriores, una particular situación ocurre en China, donde los constantes problemas entre Google y el gobierno local hacen prácticamente imposible que llegue Pokémon Go, lo que no impidió que aparezca un sustituto. En esta oportunidad se trata de City Spirit Go, app que utiliza los mismos conceptos que la versión original.

Junto a estos lugares, una serie de monumentos históricos han reglamentado la utilización de este desarrollo en sus instalaciones. El Museo del Holocausto, el memorial del 11S estadounidense e incluso Auschwitz prohibieron su presencia.

PUB/VJ