Es un pedazo de plástico. Eso es. Y no sirve para nada. Se trata del NoPhone, un invento con forma de celular y que no tiene cámara, no tiene música, no tiene pantalla y tampoco sirve para llamar, pero que es furor en Inglaterra. El aparato cuesta entre $5 y $15 dólares (unos $$3.460 y $10.381 chilenos) y es furor en Inglaterra. 

El aparato cuenta con diferentes versiones como el NoPhone Zero, “el teléfono menos avanzado de la historia” y el NoPhone Selfie, que tiene un espejo pegado que sirve únicamente para mirar el propio reflejo.

Uno de los creadores de este producto, Van Gould confirmó que incluso ha recibido pedidos desde países que ni siquiera sabía que existían, como Isla Reunión, ubicada en el Océano Índico, al este de Madagascar. 

Según informa Radio Bío Bío, el objetivo de la venta de este producto es recordar que la humanidad necesita despegarse un rato del celular. Y parece que este producto está cumpliendo su meta, pues ya se han vendido más de 4 mil unidades. 

PUB/JLM