Samsung se ha disculpado mediante una carta con todos sus clientes por la catástrofe que representó el Galaxy Note 7.