Dependiendo el pokémon que elijan como compañero, varía la cantidad de kilómetros que deberán caminar para conseguir un caramelo.