Hace algunas semanas se llevó a cabo el lanzamiento de Pokémon Go en algunos países (y el inicio de las descargas ilegales en otros), y hasta el momento ya hemos encontrado muchas noticias que narran desgracias ocurridas debido al juego: hombres que se han caído de barrancos y otros más a los que incluso les han disparado, sin contar las personas asaltadas e incluso apuñaladas mientras jugaban.

Sin embargo, el juego también ha traído experiencias positivas para sus fanáticos. Muchos han comenzado a hacer ejercicio y otros ahora se sienten más unidos a sus vecinos a través de la caza de pokémon. 

Un ejemplo de esta unión es lo sucedido en Tempe, Arizona. Un joven de 15 años llamado Ty que es fanático del juego y además sufre autismo, se encontraba en la calle buscando pokémon, como tantos otros en la actualidad. 

Fue entonces que un grupo de jóvenes se acercaron a él con la intención de acosarlo y molestarlo, e incluso le derramarn salsa encima. Desde luego, Ty volvió a su casa aterrorizado. 

El incidente fue publicado en un grupo de Facebook de Pokémon Go por su hermana, quien lo comentó a manera de queja. 

Dicho mensaje tuvo una respuesta que ella no podría haber imaginado: decenas de jugadores mostraron su apoyo en los comentarios, pero muchos fueron más allá.

Twitter

Foto:

Un grupo de, hasta ese momento, desconocidos, se ofrecieron a salir a la calle con el hermano de la joven para atrapar a todos los pokémon que aparecieran en su camino y protegerlo de aquellos que se burlaron de él. 

Todos cumplieron su promesa e incluso le llevaron regalos al adolescente. La familia de Ty se mostró agradecida, pues según dijo la madre a "ABC15", de no ser por estas personas su hijo seguiría escondido en su casa lleno de temor. 

Esta historia demuestra una vez más que Pokémon Go no ha traído únicamente accidentes, sino que ha unido, de un modo muy peculiar, a millones de personas en todo el mundo.