A estas alturas, seguramente todos han escuchado hablar sobre Pokémon Go, ese juego de realidad aumentada en el que pueden atrapar "monstruos de bolsillo" por las calles de muchas ciudades del mundo.

Desde su salida, la fama de este juego móvil comenzó a esparcirse incluso por los países en donde aún no había sido liberado de manera oficial, orillando a miles de jugadores a bajarlo en apk, un archivo de instalación para Android. 

Entonces llegaron los memes y los comentarios en redes sociales al respecto: muchos amaron este juego desde el primer momento. Incluso se convirtió en el juego para celular "más grande" en la historia de Estados Unidos, esto debido a la cantidad de descargas y usuarios activos tan solo en su primera semana de existencia. 

Sin embargo, todo el amor demostrado a Pokémon Go poco a poco va quedando en el olvido por las decisiones que ha tomado Niantic Labs, la compañía que está detrás del juego. Muchos usuarios las han considerado "pésimas".

La lentitud de la empresa para liberar Pokémon Go en los países latinoamericanos, ha hecho que los maestros pokémon vuelquen su enojo en redes sociales. 

Dicha situación llegó al punto en el que un grupo de hackers brasileños tomaron la cuenta de Twitter del CEO de Niantic Labs, John Hanke, como medida de protesta por el retraso de la versión oficial del juego en Brasil. 

Esto sucedió durante el pasado fin de semana, al tiempo que se liberaba una actualización de Pokémon Go en los países en donde ya se puede descargar oficialmente. 

Twitter del CEO de Niantic hackeado por brasileños.

Twitter del CEO de Niantic hackeado por brasileños.

Twitter

Foto:

Mala actualización

Esta actualización trajo consigo problemas, uno de los más graves fue el "hard reset" -reinicio- de algunas cuentas, lo que provocó que muchos jugadores perdieran todo el avance que habían conseguido hasta el momento y tuvieran que empezar desde cero. 

Adiós Pokevision

"Pokevision" es una aplicación que ayudaba a los jugadores a compartir la ubicación de determinados pokémon. Esto facilitaba la búsqueda y captura de los mismos. 

Niantic confesó que "la idea no les gusta", lo cual llevó al cierre de dicha app y está provocando el enojo de muchos usuarios. 

Se acabó el rastreador

En un principio, Pokémon Go contaba con el rastreador de pokémon mediante huellas dentro del panel "Cerca" o "Nearby", el cual mostraba debajo de cada pokémon en la zona una, dos o tres huellas. 

Una indicaba que se encontraba en un radio de 100 metros, dos en uno de 200 y tres de 300. 

Esto ayudaba a que los usuarios supieran en dónde buscar. 

Hace algunas semanas, esta opción dejó de funcionar y todos los pokémon aparecían con tres huellas debajo, aunque estuvieran cerca. Las personas pedían que se arreglara el error. 

Se creía que lo iban a solucionar con la actualización, pero Niantic decidió simplemente quitarla.

Los anterior ha dificultado de manera considerable que las personas puedan rastrear pokémon. 

Y sí, están enojados también por esta razón.

Esperemos que en el futuro Niantic Labs pueda alegrar a sus jugadores y logré rescatar la fascinación por Pokémon Go.