Con la última actualización del juego de realidad aumentada, Pokémon Gó, la empresa desarrolladora bloqueó los radares, dejándolos inutilizables, causando la molestia de miles de “entrenadores”.

La razón de esta medida tiene que ver, según comentan las redes sociales, con que Niantic está preparando su propio radar.

La herramienta que vendría a reemplazar a Pokémesh y FastPokeMap. funcionaría a través de la aplicación de avistamientos que ya tiene el juego.

Niantic aseguró que desactivó los radares porque afectaban a sus servidores, sobrecargándoles y generando errores a los jugadores.

El nuevo radar funcionaría mostrando además de los avistamientos, una imagen con la foto del lugar exacto donde aparecerían los Pókemon.

PUB/NL