El juego de realidad aumentada Pokémon Go sigue cautivando a miles de usuarios y cada vez que se avanza de nivel los “entrenadores” enfrentan nuevos desafíos.

Para algunos, lo más importante del juego es conseguir los 145 Pokémon que incluye el juego, para otros, conseguir más puntos de combate para cada figura y así poder enfrentar las batallas por los diferentes gimnasios que existen.

Para otros, lo más importante del juego es conseguir los caramelos disponibles y lograr evolucionar a sus Pokémon preferido, pero ¿cómo se define de mejor manera cuál de todas las figuras debe enfrentar ese cambio?.

Las claves para tomar esa decisión son muchas, primero, hay que entender el nivel que tiene cada uno y las posibilidades de mejora, las que están incluidas en la ficha de cada Pokémon.

Ahí se debe revisar los aspectos técnicos como los “Puntos de combate (PC)”, el nivel en que se encuentra (el arco blanco detrás del Pokémon), los “Puntos de Salud (PS)” y la cantidad de “dulces” y “polvos estelares” que el usuario tiene, además de los ataques disponibles.

A esa información se suma que Niantic incluyó en el juego algunos valores individuales (IV) para cada figura, que no tiene relación con la especie.

A partir de esos datos, los jugadores pueden decidir si potenciar a unos por sobre otros, considerando el promedio IV que se calcula considerando los valores de defensa, ataque y aguante.  Cabe mencionar que la especies tienen valores entre 1 a 15, los que detallan la potencia del Pokémon.
 
Este último punto es lo más importante de considerar puesto que se mantiene una vez que los Pokémon evolucionan. Sin embargo, es necesario comprender que no siempre el Pokémon con el mayor CP es el que tiene el mayor IV.

PUB/NL